Noticias de Volkswagen

Volkswagen presenta el Golf TSI Bluemotion

Foto Volkswagen presenta el Golf TSI Bluemotion

Desde 2008, Volswagen ofrece un Golf especializado en bajos consumos, el Bluemotion, que siempre había tenido motores Diesel. Esta vez hablamos de un motor de gasolina, que también promete unos consumos de récord, otra cosa es que luego sea así.
El Volswagen Golf 1.0 TSI Bluemotion tiene un motor tricilíndrico con turbo, entrega 115 CV de potencia y 200 Nm de par máximo. Anuncia un consumo de 4,3 l/100 km en el mejor caso, se ofrecerá con carrocerías compacta, familiar (Variant) y monovolumen (Sportsvan). El cambio de marchas será manual de seis o automático de siete.
Al igual que el Golf Bluemotion Diesel, cuenta con una aerodinámica optimizada, neumáticos con llanta de 15 pulgadas, suspensión rebajada, Stop&Start… En Alemania tendrá un precio de 20.450 euros, un ahorro de 2.450 euros sobre el equivalente diésel. El cambio DSG implica un desembolso extra de casi 2.000 euros.
¿Qué tal anda de prestaciones? De 0 a 100 en 9,7 segundos y punta de 204 km/h, mejora levemente al 1.6 TDI de 110 CV (0-100 km/h 10,5 s, 200 km/h de punta). Emite 99 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, 10 gramos más que el TDI. Si el consumo real anda por 5 litros de gasolina, será difícil que salgan las cuentas con el modelo de gasóleo, aunque más bien apuesto por 5,5-6 l/100 km.
No confundir las versiones Bluemotion con Bluemotion Technology, donde las optimizaciones no son tan importantes. Como tiene un sobreprecio sobre un modelo no-Bluemotion, estos coches son para quienes hagan muchos kilómetros. En este caso, para quien quiera bajo consumo, pero con gasolina.
Según el fabricante, el motor tricilíndrico es tan refinado como un tetracilíndrico, aunque claro, eso lo dicen todos. No es que el 1.6 TDI sea desagradable, en los coches modernos los motores van tan aislados que la diferencia gasolina-diésel ya no es tan importante. Seguro que es más refinado el 1.0 TSI que el 1.9 TDI del primer Golf Bluemotion.
De momento no contamos con los datos específicos del mercado español. En Alemania se ofrecerá con las terminaciones Trendline y Comfortline, un equipamiento abundante se traduce en más peso, y eso en mayor consumo.

Volver a noticias