Noticias de Nissan

GT Academy, la fábrica de pilotos

Foto GT Academy, la fábrica de pilotos

La GT Academy seguro que te suena, pero tal vez no estés muy al tanto de cómo se gestó esta suerte de fábrica de pilotos, propuesta y promocionada por Nissan como vía directa para convertir a jugadores de videojuegos en pilotos capaces de competir en Le Mans, en su máxima categoría.
Siguiendo con nuestro especial de Le Mans de la mano de Nissan, hoy te vamos a contar cómo surgió esta idea, este proyecto, y cómo salió adelante.
El proyecto tiene un padre. Un padre muy concreto cuyo nombre es Darren Cox. Cox estaba en 2002 trabajando como jefe de operaciones de Renault en Reino Unido. De formación en empresariales y marketing, el propio Cox reconoce que no hacía exactamente “el trabajo de sus sueños”, pero se estaba labrando un camino para ello.
En 2004 fue transferido a Nissan, donde recibió el encargo de supervisar los productos deportivos (350Z) y pequeños (Micra) de la marca, y conseguir un buen proceso de lanzamiento en Reino Unido. Para 2006 se mezcló entonces la oportunidad con su éxito previo, y consiguió a principios de ese año promocionar y convertirse en el gestor de “experiencia de marca” de Nissan para toda Europa.
Aquí Cox contaba ya con más presupuesto y con mayor capacidad para realizar acciones que realmente tuvieran efecto en los resultados de toda la marca a nivel, por lo menos, continental. Dentro de sus propuestas de acciones de marketing, una idea surgió de su cabeza: ¿por qué no mezclar realidad virtual con realidad física?
Así Cox organizó un evento en circuito donde invitó a una serie de jugadores de Gran Turismo (la idea la coordinó con Sony Europe), para que pudieran comparar cómo conducían en el videojuego, y luego ver cómo lo hacían en pista con el mismo coche. Se trataba de eliminar la barrera existente entre ambos mundos y tratar de capitalizar en positivo el gran impacto positivo en imagen de marca que estaba teniendo Gran Turismo en Nissan, ya que a fin de cuentas, en cierto modo, era la marca mejor representada y la que más partido había sacado a su presencia en el videojuego.
El evento se realizó en el mayor mercado de deportivos de Europa. En el mercado con mayor afición para los coches, Reino Unido. Y los resultados fueron inesperados y sorprendentes. Varios de los instructores se quedaron perplejos ante el nivel de unos pocos pilotos virtuales al poco de montarse en los coches reales. Genuinamente, a su juicio, estos chavales estaban aprendiendo trazadas y técnicas para conducir en el mundo real, a partir de los videojuegos.
Esas palabras animaron a Cox y a Sony a explorar un concepto particular. Con la llegada de la conexión en masa de las videoconsolas a Internet y los modos “on-line”, ¿por qué no crear un desafío en el videojuego, cuyo premio final fuera participar en una carrera real? Sony lo vio claro, como claro lo vio Nissan Europa, por lo que se asignó el presupuesto, y GT Academy nació en 2008, dos años después.
Para entonces Cox fue promocionado a “manager interactivo europeo”, a la par que se lanzaba el proyecto que, en su primera edición, lograba atraer 25.000 participantes en Europa. El nivel exhibido por los participantes fue muy elevado en el campo virtual, y tras brillar en él, lo que Nissan organizó fue una serie de finales, primero por país (eran 12 países los que participaban en la acción), y luego una gran final europea.
La idea de las finales era la de captar el mejor piloto posible, el que tuviera más potencial de desarrollarse después como piloto “de los de verdad”. De entre todos los participantes fue Lucas Ordoñez el que se proclamó campeón, y su premio fue complementar su formación de pilotaje y acabar disputando las 24 Horas de Dubai de 2009 a los mandos de un Nissan 370Z GT4, donde brilló. Tal fue su rendimiento que Nissan le amplió el contrato por todo el año 2009 para disputar la copa europea FIA GT4, donde Lucas hizo un buen trabajo.
El impacto mediático de la iniciativa superó con creces las expectativas de la compañía, con un retorno de la inversión con un ratio autoproclamado de 6:1: cada euro invertido dio seis euros de retorno en publicidad equivalente. En el mundo del marketing se valora así cómo de efectiva es una acción, y en el caso de la GT Academy, la cantidad de cobertura obtenida (páginas en revista, reportajes, vídeos, artículos, etcétera) fue la equivalente a haber gastado seis veces el presupuesto de la GT Academy en publicidad convencional.
Con Lucas evolucionando en el panorama deportivo, Nissan y Sony volvieron a lanzar la iniciativa para 2010 con más países de alcance. Tras las promoción efectiva lograda con Ordoñez y el alcance mediático logrado, esta segunda oportunidad vio todavía muchos más participantes apuntándose a la misma. Y así, poco a poco, y ya año a año sin interrupción, ha servido para seguir creando los “atletas Nismo” del futuro bajo un programa que ya es reconocido en el mundo entero, y alcanza todos los continentes.
Curiosamente, el éxito de esta acción y su alcance sirvieron de aval para que Darren Cox progresase en el seno de la empresa, alcanzando en 2012 su sueño de ser director de actividades deportivas de la marca, con un claro enfoque puesto en el marketing. Como suele decir un servidor “más que ganar o perder, lo que importa es saber contar lo que estás haciendo”, porque eso es lo que la gente busca y por lo que la gente se interesa.
El perfil del piloto de la GT Academy
Curiosamente, aunque GT Academy nació como proyecto para cazar talento “desde el sofá de casa hasta Le Mans”, la realidad se ha impuesto con su lógica. Prácticamente todos los pilotos de la GT Academy tenían experiencia deportiva previa en el mundo del automovilismo (Ordoñez en fórmulas, Jann en karting…) y habían demostrado buenas maneras, pero por temas de presupuesto y falta de oportunidades, se habían quedado como proyectos de piloto sin salida.
Ahí GT Academy ha servido para dar presupuesto a gente con talento que, de otra manera, se habría quedado, efectivamente, en el sofá de su casa viendo las carreras, y que ahora tiene oportunidades de brillar, tal y como lo están haciendo ahora mismo.
Y es que si bien es cierto que todos los pilotos que participan en estos desafíos parten en igualdad de condiciones, cuando llegan las pruebas finales en el campus en el circuito de Silverstone, la ventaja competitiva la tienen los que ya saben pilotar en el mundo real por delante de los que tienen que vencer esa curva de aprendizaje. En cualquier caso, los instructores y jueces del evento miran muy mucho el potencial de desarrollo, aprendizaje y mejora, más que los tiempos puros por vuelta. Y es que con una formación por delante, lo que interesa es captar diamantes en bruto que, tras ser pulidos, tengan capacidad de brillar. Pero vamos, aquí queremos aclarar que, aunque a veces Nissan y Sony quieran tapar un poco el pasado de los pilotos, no se puede obviar que muchos de sus triunfadores de la GT Academy tienen un pasado deportivo en las cuatro ruedas que les dio mimbres para poder ser campeones a la postre.
Curiosamente, para evitar que se forme un tapón competitivo en las finales, los finalistas de cada año no pueden pasar el corte digital de cara a siguientes entregas de la GT Academy, lo que eleva con mucho el nivel competitivo de los pilotos (si llegas a las finales, o ganas, o te quedas sin esa oportunidad) y sirve de reciclaje al año siguiente.
Por otra parte, que Lucas Ordoñez y compañía vayan a estar montados en LMP1 en las 24 Horas de Le Mans de 2015 demuestra cuán de lejos se puede llegar desde la GT Academy, y el firme compromiso de la marca con la idea.
Copiados, pero nunca igualados
Tal fue el éxito de la iniciativa ideada en su día por Cox y Sony que no faltaron las copias. Y es que no fueron pocas las marcas que vieron con genuina envidia cómo Nissan lograba captar un impacto positivo en su imagen de marca a través de una campaña que realmente estaba recortada en su presupuesto inicialmente.
El éxito sin paliativos ha servido para dar lustre a la firma, y para que el proyecto haya ido cogiendo cuerpo y mayor presupuesto. Pero claro, llegar primero aquí tiene premio, y los que han intentado copiar la fórmula lo han hecho siempre con menor éxito de difusión, en parte por esa razón de “ser los segundos”, y en parte por una obvia falta de compromiso a largo plazo y con los premios.
Al final, tener un visionario es vital, pero también ofrecerle soporte económico a la idea y un premio que realmente tenga un recorrido a largo plazo.
Y la cosa sigue
Los proyectos tienen curvas, me contó un buen amigo de Nissan. Ciclos que van desde lo más humilde hasta llegar a lo más alto, y luego, generalmente, tras lograr los objetivos, se vuelve a rebajar un poco el presupuesto para reciclar la idea, renovarla y volver al ataque.
Ahora mismo el proyecto de Nissan en Le Mans tiene dos años garantizados (2015 y 2016). Su subsistencia a partir de 2017 dependerá de muchos factores, y entre ellos está el éxito o al menos la validez del concepto GT-R LM Nismo para competir por la victoria. Además, la buena salud económica de Nissan que hay ahora mismo justifica que, mientras el retorno de la inversión siga al nivel que tiene ahora mismo, el proyecto se mantenga activo.
Nos consta que la GT Academy seguirá adelante. La edición 2015 ya está en marcha, y de cara a 2016 se estrenará además nueva versión del videojuego, que estas próximas navidades llegará a PlayStation 4 por primera vez, lo que impulsará la inversión por parte de Sony.
Así que si quieres buscarte una carrera deportiva, prepárate bien en lo digital y lúchalo, pero no te olvides de cuidar también el lado “real”, ya que las pruebas finales son en los circuitos, y ahí contará mucho cómo sepas conducir…
 24 Horas de Le Mans 2015, con Nissan y su GT-R LM Nismo14 mayo, 2015by GuilleREAD STORY
Posts Tagged ‘Nissan’         Entrevista: Lucas Ordoñez — El piloto de Nissan en LMP1 para las 24 Horas de Le Mans se sincera con nosotrosby Guille on 5 junio, 2015Lucas Ordoñez es un crack. No solo por tema de pilotaje, sino por la capacidad de llegar a donde ha llegado de la manera probablemente más rara y competida de hacerlo. Cuando aparcó su carrera automovilística fue por razones típicas del automovilismo. No poder encontrar un programa y un presupuesto para seguir creciendo como profesional […]5482 Una serie de curiosidades — Un vistazo a algunos detalles curiosos para Le Mans 2015by Guille on 4 junio, 2015Si has seguido todas las entregas de este especial Nissan – Le Mans durante las últimas dos semanas, te habrás percatado de una curiosidad: La mayor parte de los coches de carreras de la firma nipona, especialmente los “pata negra” de fábrica, han corrido con el dorsal “23”. Y no, no es casualidad. Podrías pensar […]9024 GT Academy, la fábrica de pilotos — Breve historia de la iniciativa de Sony y Nissanby Guille on 3 junio, 2015La GT Academy seguro que te suena, pero tal vez no estés muy al tanto de cómo se gestó esta suerte de fábrica de pilotos, propuesta y promocionada por Nissan como vía directa para convertir a jugadores de videojuegos en pilotos capaces de competir en Le Mans, en su máxima categoría. Siguiendo con nuestro especial […]23501 El retorno de Nissan como motorista a Le Mans 2011 — Motorizando a casi toda la parrilla de LMP2by Guille on 29 mayo, 2015Tras abandonar el proyecto del R391, durante doce años Nissan estuvo ausente en Le Mans. Sus actividades deportivas se centraron en Japón con el SuperGT, mientras entre bambalinas se preparaba el retorno a finales de 2007 para volver a competir en un programa internacional. Un acuerdo con Polyphony Digital y Sony, para crear la GT Academy, […]1380 La historia deportiva de los GT-R: Del PGC10 al R32 — El nacimiento del dominadorby Guille on 25 mayo, 2015Tras varios días hablándote de prototipos y llegar a 1994, hoy nos toca saltar hacia atrás dentro de la historia de Nissan para arrancar otra línea histórica dentro de la compañía nipona, que nos llevará hasta Le Mans 1995, y que también tiene mucho que ver con el presente proyecto de Nismo. Nos toca repasar hoy […]39958 Breve introducción a la historia de Nissan en Le Mans — Del R380 al GT-R LM Nismoby Guille on 14 mayo, 2015Los nipones son frikis. Da igual el tema que les propongas, cuando les gusta algo, les gusta de verdad, se convierten en obsesos de ese tema, y lo exprimen hasta dominarlo mejor que ningún otro país. O bueno, al menos lo intentan. Por eso, cuando en Japón gusta algo, “gusta de verdad”. Los coches, a […]4882End of the line!

Volver a noticias