Noticias de Raids

El SB Hotels Rally Team, cuarto de T1-N en Guadalajara a pesar de un accidente

Gerard Subirats perdió sus opciones al podio en la segunda especial cuando se salió de la pista con su Mitsubishi Montero Proto.
Los mecánicos del DKR Raid Services lograron reparar los desperfectos en un tiempo récord y el equipo consiguió finalizar la prueba, aunque sin parabrisas.
“Después del accidente, lo más importante era volver a la carrera y salvar el mayor número de puntos posibles”.

Gerard Subirats sufrió el primer vuelco de su joven carrera deportiva en el pasado Rally TT de Guadalajara, penúltima prueba puntuable para el Campeonato de España de Rallys Todo Terreno. El piloto del SB Hotels Rally Team salvó la difícil situación de forma brillante y, a pesar del accidente, logró finalizar la carrera décimo del estatal y cuarto de su categoría T1-N que continúa liderando.

Si algo ha caracterizado a Gerard Subirats en la temporada de su debut automovilístico es su tremenda fiabilidad. Hasta la fecha, había saldado todas las citas del CERTT sin contratiempos importantes y con muy buenos resultados. Pero el pasado fin de semana en Guadalajara, su intachable trayectoria sufrió un duro golpe, cuando un inesperado vuelco estuvo a punto de provocar su primer abandono.

Subirats comenzó la prueba con paso firme, como refleja la primera posición provisional en T1-N y 5ª del CERTT, tras completar los 170 kilómetros de la primera especial en 2 horas, 47 minutos y 32 segundos. Su primer objetivo era recuperar el ritmo de competición tras el largo parón estival y, a tenor de los resultados, parecía claro que el SB Hotels Rally Team apenas acusó la inactividad.

Sin embargo, todo se torció en el kilómetro 11 de la segunda cronometrada. “Entramos en una curva a izquierdas muy rápida, nos salimos un poco y tuvimos la mala suerte de que en esa zona no había cuneta, sino una acequia de 80 centímetros, por lo que dimos una vuelta de 360º. Por suerte, todo quedó en un susto, aunque con la parte derecha del Mitsubishi bastante dañada”, explica Subirats.

Como buenamente pudieron, su copiloto Daniel Cámara y él llegaron hasta el parque de asistencia, donde los técnicos del DKR Raid Services lograron reparar la transmisión de su 4x4 y dejarlo en condiciones para disputar el tercer y último tramo de la prueba. El único problema fue que su parabrisas se agrietó considerablemente y, por motivos de seguridad, decidieron extraerlo por completo. Esta decisión que les obligó a completar los 99 kilómetros finales con gafas para protegerse del polvo.

“Después de la desgracia se esfumaron todas nuestras aspiraciones de luchar por el podio, así que decidimos centrarnos en acabar la carrera e intentar salvar algún punto, pensando en la general. Sinceramente, después del accidente, debemos sentirnos satisfechos con el resultado final”, confesaba Subirats que, pese a todo, logró encaramarse hasta el 4º puesto final de T1-N y el top 10 de la general.

Gracias a esta hazaña y a la importante ventaja acumulada en anteriores citas, el piloto de Tortosa (Tarragona) afincado en Barcelona logró mantener el liderato tanto de su categoría T1-N y como de la Mitsubishi EVO Cup TT. Eso sí, en la general del Campeonato de España de Rallys Todo Terreno perdió una posición y bajó hasta el cuarto lugar, con 268 puntos, 26 menos que el tercer clasificado.

Como matemáticamente aún mantiene opciones, Gerard Subirats luchará hasta el final para acabar el año de su debut automovilístico sobre el podio absoluto del CERTT. El desenlace se sabrá tras la conclusión del Rally TT de Cuenca, última prueba del calendario que se celebrará del 10 al 12 de noviembre.

Volver a noticias