Noticias de Raids

Suerte desigual de los equipos DKR en la última cita de la Copa del Mundo de Rallies Todo Terreno la XXXI edición de la Baja Portalegre

La carrera portuguesa ha sido muy exigente para los participantes desde primer minuto, algo que comprobaron Josep Solé y Laura Díaz, quienes salían a defender su título en el Trofeo Ibérico dentro de la categoría de coches de serie, T-2 con su habitual Mitsubishi Montero, ya que en los primeros compases de la prueba, al pasar por una zona asfaltada que había quedado llena de piedras sueltas por el paso de los prototipos sufrieron una leve salida de pista golpeando con el talud. El volante sufrió un giro inesperado y el piloto acabó con el radio del brazo izquierdo roto, viéndose obligado a abandonar.

Mejor le fue al Polaris de Miguel Ardid y Sergio Cerezo quienes, del centenar de vehículos que tomaron la salida, consiguieron auparse al puesto quincuagésimo cuarto tras una actuación muy regular y con el objetivo de acabar la carrera en el horizonte. Algo que consiguieron evitando las trampas y la falta de deportividad de algunos rivales que no se dejaban adelantar. En total se disputaron cerca de quinientos kilómetros contra el crono con el terreno muy duro y seco.

Volver a noticias