Noticias de Rallies

Dakar 2018 - Etapa 5: Loeb a casa y Peterhansel de otro planeta

En el punto de mira
La quinta y última etapa peruana ha discurrido igual que las anteriores. La arena ha sido protagonista y abundante, lo que no ha facilitado la tarea a coches y camiones. Por su parte, las motos y los cuadriciclos han seguido un recorrido diferente. La región de Tacana y sus montañas de dunas son implacables por naturaleza, pero los pilotos han podido tomar aire a su paso por la playa en el largo tramo de enlace hacia Arequipa.

Lo esencial
Joan Barreda ha sacado la artillería pesada. A mucha distancia en la general de esta mañana, el piloto de Honda ha remontado unos nueve puestos gracias a una deslumbrante victoria con una ventaja de más de 10 minutos sobre Matthias Walkner y Kevin Benavides. Por su parte, Adrien Van Beveren conserva a duras penas el bastón de mando del rally, mientras que Pablo Quintanilla pierde terreno. En coches, Stéphane Peterhansel ha sacado a pasear su vasta experiencia para sortear las últimas trampas de las dunas peruanas y concluye una etapa intachable con su primera victoria de etapa en esta edición, por delante de Bernhard Ten Brinke. Victoria suficiente para consolidar su liderato en la general, con más de 30 minutos sobre Carlos Sainz. En quads, el argentino Nicolás Cavigliasso se ha estrenado con su primera victoria en el Dakar tras haber disputado únicamente cinco etapas. Habrá que seguir muy de cerca al piloto cordobés en los próximos días. Lo mismo cabe decir de Eduard Nikolaev, que se embolsa su tercera etapa en camiones y se hace con las riendas de la general.

La actuación del día
Antoine Meo, cuarto en la etapa, tiene motivos para sonreír. Este superdotado todoterreno ya causó sensación en 2016 al ganar dos etapas en su primer Dakar, pero una lesión en la mano lo tuvo alejado de su KTM oficial durante año y medio, con una convalecencia que se complicó después con varias intervenciones. Basta decir que el piloto galo puede sentirse aliviado de haberse reencontrado con este gran estado de forma y que ya alberga la intención de continuar su ascenso en las próximas etapas.

Un duro revés
Tras vencer en la etapa anterior, Sébastien Loeb ha pasado de la sonrisa al llanto en menos de 24 horas. La última etapa en las dunas peruanas parece haber sido fatal para el expiloto de WRC, que se verá obligado a abandonar el rally en su tercera participación después de haber pasado más de dos horas encallado en la arena. Para su copiloto Daniel Elena, con el coxis dolorido tras un tremendo golpe al bajar una duna, competir en el segundo tramo de la especial se había convertido en un calvario.

El dato
Con más de 40 minutos de ventaja sobre Alexis Hernández en la clasificación general tras apenas cinco etapas, Ignacio Casale se desmarca ampliamente del pelotón. El chileno campa a sus anchas y obtiene tres victorias y dos segundos puestos en las cinco especiales, pese a tratarse de la categoría más concurrida con 49 cuadriciclos en la largada de Lima. Por si eso fuera poco, el abandono del vigente campeón Sergei Kariakin por una fractura de muñeca no hace sino consolidar el dominio de Casale.

La reacción del día
Adrien Van Beveren: "Estoy contento de estar aquí porque ha sido muy duro. También estoy feliz por haber dejado atrás a mis rivales. He atacado en la última parte del primer tramo porque sabía que podría darlo todo en el segundo, sobre todo aprovechándome de la rodada de los coches que habían pasado por ahí antes. Mi pequeña Yamaha me ha aupado hasta la meta, pero lo cierto es que nunca había visto una arena tan blanda. En un momento dado, hasta he tenido que pedalear para escalar una duna".


Laia Sanz vuela hacia el top 15

La quinta etapa ha servido para que la piloto de Soficat Xerox recupere su ritmo y las buenas sensaciones.
Ha terminado 14ª y sube al 18º puesto de la general, a 7 minutos y 45 segundos del 15º clasificado.
“Estoy contenta por cómo he pilotado y porque he llevado un ritmo seguro y bueno, sin fallar. Es lo que tengo que hacer cada día”.

Tras una pasada jornada poco fructífera, muy condicionada por el polvo en suspensión, Laia Sanz ha recuperado el pulso y en la quinta etapa, disputada este miércoles entre San Juan de Marcona y Arequipa (Perú), ha protagonizado una buena carrera, dentro del top 15. La piloto de Soficat Xerox ha sido 14ª, a 27 minutos y 29 segundos del primero y en la general gana un puesto para situarse 18ª, a 57’50” del líder.

La especial ha constado de un recorrido diferenciado para coches y motos con zonas que han hecho en común. Los participantes de dos ruedas han tenido un total de 266 kilómetros cronometrados con una sección final muy complicada, nuevamente con una arena extremadamente blanda, como explica Laia Sanz: “Los últimos 50 kilómetros eran los mismos que han hecho primero los coches. Había que ir con cuidado porque era muy complicado, sobre todo porque ya estaba todo removido por el paso de los coches y la arena estaba muy blanda”.

En cualquier caso, la de Soficat Xerox, encuadrada dentro del equipo KTM Factory Racing Team, ha podido pilotar a su ritmo y ha registrado parciales brillantes, como un 8º y un 9º puesto en los dos primeros waypoints (puntos de paso), respectivamente.

“Ha ido muy bien. Era una etapa dura, con alguna parte de navegación complicada. Estoy contenta por cómo he pilotado y porque he llevado un ritmo seguro y bueno, sin fallar. Es lo que tengo que hacer cada día”, comenta satisfecha.

Lo mejor para los seguidores de la piloto de Corbera de Llobregat es que se está mostrando muy sólida, regular y segura de sí misma, muy centrada en su carrera. Para los amantes de las estadísticas, lo más destacable es que tiene el top 15 a 7 minutos y 45 segundos, y el top 10, a escasa media hora. El año pasado las distancias a estas alturas de carrera eran muy superiores: se encontraba a media hora del decimoquinto lugar y a una hora del décimo clasificado. Echando la mirada atrás, en 2015, la edición que terminó en noveno lugar -el mejor resultado de una mujer en motos de la historia del Dakar-, Laia Sanz estaba a un solo minuto y medio de entrar en esa preciada barrera de los 15 mejores. Por el momento, son sólo cifras, queda mucha carrera y cada Dakar es distinto, pero ¿alguien se atreve a apostar?

Mañana, el Dakar deja Perú y se adentra a Bolivia en una sexta etapa que constará de 447 kilómetros de enlace y 313 de especial cronometrada que se prevé rápida, pero con la dificultad de tener que pilotar a mucha altitud (entre 3.800 y 4.700 metros).

Clasificación etapa 5:
1. Joan Barreda (Honda) 3h 19’42”
2. Matthias Walkner (KTM) +10’26”
3. Kevin Benavides (Honda) +12’20”
4. Antoine Meo (KTM) +13’00”
5. Adrien Van Beveren (Yamaha) 14’35”
...
14. Laia Sanz (KTM) +27’29"

Clasificación general:
1. Adrien Van Beveren (Yamaha) 14h 37’40”
2. Kevin Benevides (Honda) +01’00”
3. Matthias Walkner (KTM) +01’14”
4. Joan Barreda (Honda) +07’33”
5. Xavier de Soultrait (Yamaha) +07’42”


Óscar Fuertes, mejor Rookie del día en coches

El madrileño continúa su trayectoria ascendente y se sitúa en la 35ª posición de la general.
En la primera sección de la especial, la más difícil de la etapa, el equipo SsangYong Motorsport ha finalizado en 25º lugar.
“Hemos pasado con el TivoliDKR por donde otros muchos participantes se han quedado atrapados”, relata satisfecho Fuertes

Óscar Fuertes y Diego Vallejo se están superando día a día en este Dakar 2018. Si en la jornada de ayer firmaban su mejor resultado parcial hasta el momento con un 38º puesto, en la de hoy han subido hasta el 35º, asentándose en el top 40 del rally más duro del mundo.

Tras la disputa de esta quinta etapa entre San Juan de Marcona y Arequipa, el equipo SsangYong Motorsport se ha catapultado también hasta la 35ª plaza de la general. Fuertes continúa como tercer mejor español en coches, y ya es también el tercer mejor Rookie de la prueba y el cuarto en la categoría T1.3. De hecho, el madrileño ha sido hoy el mejor debutante del día.

La especial de la jornada, con un total de 268 kilómetros, estaba dividida en dos secciones. En la primera, la más difícil por las dunas de Tanaca, Fuertes ha ido como un tiro con su TivoliDKR y ha finalizado con el 25º mejor tiempo. “No nos hemos quedado atascados ni una sola vez en la arena, era muy complicado pero hemos pasado por donde otros muchos participantes se han quedado atrapados”, relata un satisfecho Fuertes.

En la segunda parte de la especial, Óscar y Diego han vuelto a sufrir algún leve problema de vapor lock como ayer, lo que ha hecho que el coche sufriera un poco más en zonas comprometidas. Pese a ello y a algún pequeño enganchón en la arena, el equipo SsangYong ha rodado en esta parte de la etapa siempre alrededor de la 35ª posición con la que finalmente ha acabado la jornada.

“En la zona más al norte del trazado hacía muchísimo calor. Al final del día nos hemos encontrado el vehículo de Tom Coronel volcado en un tramo muy estrecho y eso nos ha retrasado también unos 15 minutos, aunque hemos aprovechado para hidratarnos”, comenta Óscar Fuertes.

“El único contratiempo destacable que hemos tenido ha sido cuando he perdido la llave de paso para hinchar y deshinchar los neumáticos según el terreno. Nos ha tocado bajar del coche y hacerlo a mano, con lo que hemos perdido un poco de tiempo”, explica Diego Vallejo. “El último tramo de playa ha sido muy divertido. La marea estaba alta e incluso hemos debido entrar en el agua para coger un waypoint”, prosigue el copiloto gallego.

“Mañana estamos preparados para la altura. Muchos amigos nos han contado trucos para superarla e incluso tenemos una máquina de oxígeno. Es la primera vez que el SsangYong TivoliDKR correrá en una altitud como ésta, por lo que será una novedad”, concluye Óscar Fuertes.

En la sexta etapa, el Dakar deja Perú para llegar a Bolivia. Arequipa será el punto de partida y La Paz, el de llegada, con 447 km de enlace y 313 de especial. La carrera deja atrás el desierto para llegar a la montaña y a pistas rápidas. Con alturas máximas superiores a los 4.600 metros y mínimas siempre por encima de los 3.800 m, éste será un factor muy a tener en cuenta por todos los participantes.


Isidre Esteve continúa con su espectacular remontada

El piloto del Repsol Rally Team finaliza 32º hoy y ya es 26º de la general y 3º de su categoría T1.2.
“En el primer sector perdimos tiempo por seguir las indicaciones de un helicóptero y en el segundo por un atasco en un cañón”.
“La clave de estas buenas etapas es que hemos encontrado la presión ideal de los neumáticos BFGoodrich para rodar tanto en dunas como en pistas duras sin tener que pararnos a inflar o desinflar”.

Cada día que pasa representa una clara mejora para Isidre Esteve en el Dakar 2018. El piloto del Repsol Rally Team se está adaptando muy bien a las exigencias del recorrido y hoy ha vuelto a recuperar posiciones en la clasificación provisional. A falta de un día para llegar a la etapa de descanso, el ilerdense ya es 26º en la general y 3º de la categoría T1.2 con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante.

La quinta etapa ha transcurrido entre San Juan de Marcona y Arequipa, con cerca de un millar de kilómetros, entre los 660 de enlace y los 268 cronometrados, repartidos en dos sectores. En el primero, Isidre y su copiloto Txema Villalobos han finalizado 38º, retrasados por una confusión causada por las indicaciones de un helicóptero.

“Nos ha hecho señales desde el aire para que abandonásemos las dunas. Pensábamos que había algún peligro y le hemos hecho caso, junto a otro piloto ruso. Cuando nos hemos dado cuenta de que nos habíamos desviado sin motivo, hemos decidido volver atrás para pasar por la ruta correcta y no saltarnos ningún waypoint”, narraba Isidre Esteve desconcertado. El Repsol Rally Team ha comunicado esta extraña circunstancia a la organización y espera poder recuperar parte de la media hora que calcula haber perdido.

Esa atípica circunstancia les ha obligado a salir retrasados en la segunda parte de la especial y han tenido que adelantar a varios camiones por el camino, con la dificultad y el peligro que ello conlleva. Además, cuando llevaban completados un centenar de kilómetros, se han visto atrapados en un paso muy estrecho: “Nos hemos encontrado volcado el buggy de los hermanos Coronel en un cañón, lo que ha provocado una caravana de una veintena de vehículos entre coches y camiones. Habremos estado parados cerca de 20 minutos… hasta que han logrado retirarlo de allí”.

Al margen de estas dos circunstancias ajenas a su pilotaje, Isidre Esteve no ha tenido hoy ningún problema para completar la especial, en buena parte, gracias un día más a la excelente labor de navegación de su copiloto Txema Villalobos. Entre los dos, han llevado al BV6 preparado por Sodicars Racing hasta la meta, en una destacada 32ª plaza, tras 5 horas de carrera. En la general, escalan hasta el 26º lugar provisional y el 3º de su categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diesel modificado), con un tiempo acumulado de 23 horas, 23 minutos y 7 segundos.

Al final de la jornada, Isidre Esteve desvelaba uno de los principales secretos de su buen papel en estas etapas tan complicadas en Perú: “La clave de estos buenos resultados es que hemos encontrado la presión ideal de los neumáticos para rodar tanto en las dunas blandas como en las pistas de piedra: por debajo de un bar. Esto nos ahorra tener que detenernos a inflar o desinflar las ruedas y, de esta forma, ganamos mucho tiempo. Doy las gracias a BFGoodrich por ofrecernos el mejor material”.

Este jueves, el Dakar 2018 celebrará la sexta etapa, antesala de la tan esperada jornada de descanso. Los participantes abandonarán Perú para entrar en Bolivia, con otro maratoniano recorrido de más de 700 kilómetros (313 de especial) que acabará en La Paz. “El objetivo es mantener las buenas sensaciones de estos últimos dos días y llegar a la etapa de descanso con el coche lo más entero posible”, reconoce Isidre Esteve.


Carlos Sainz ya es segundo del Rallye Dakar

Nuevo paso delante de Carlos Sainz y Lucas Cruz (Peugeot 3008 DKR Maxi) en la clasificación general del Rallye Dakar. Los españoles de Peugeot se han colocado segundos absolutos después de finalizar cuartos en la quinta etapa disputada entre San Juan de Marcona y Arequipa con 268 km cronometrados.

En una nueva jornada marcada por la dureza y dificultad, el primer mar de dunas de la especial ha sido una auténtica prueba de fuego para los equipos. En él, Carlos Sainz y Lucas Cruz han cedido varios minutos al quedarse atrapados en la arena blanda con su Peugeot. Después, en la segunda parte de la etapa, el piloto madrileño ha sufrido un pequeño vuelco que no le ha impedido llegar a la meta, quedándose a 31 minutos y 16 segundos del líder de la clasificación general, Stéphane Peterhansel.

La sexta etapa del Rallye Dakar que se celebrará mañana constará de 313 km contra el crono y 447 km de enlace que llevará a los competidores a la altitud de Bolivia. El recorrido cambia con respecto a los últimos días, dejando paso a pistas rápidas y técnicas. 

Carlos Sainz: “Al inicio de la etapa hemos encontrado arena blanda y nos hemos quedado atascados nueve minutos. Más adelante, rodando muy, muy despacio en un cauce de un río seco hemos semivolcado quedando el coche apoyado sobre mi lado, teniendo que esperar a que llegasen cuatro participantes en moto para podernos sacar. Desde aquí quiero agradecerles muy mucho el gesto que han tenido deteniéndose para ayudarnos para poner el coche en pie. A partir de ahí hemos terminado la etapa con el parabrisas roto, con lo cual teníamos muy mala visión y no podíamos ir muy rápido”.

Volver a Dakar 2018>>

Volver a noticias