Noticias de Rallies

Dakar 2018 DKR - Etapa 9: Cristina Gutiérrez, a cinco días de acabar su segundo Dakar

La única española capaz de completar el rally más duro del mundo en coches está muy cerca de repetir la gesta.
Tras nueve durísimas etapas, la burgalesa figura 36ª de la general, con su Mitsubishi Montero de DKR Raid Service.
“Hemos sufrido mucho, pero hemos llegado muy lejos y seguimos adelante sin perder la sonrisa”.

Cristina Gutiérrez está muy cerca de finalizar el Dakar por segundo año consecutivo. La burgalesa ha superado con muy buena nota la primera mitad de la presente edición, a pesar de tratarse de la más dura desde que la prueba se celebra en Sudamérica. A falta de cinco etapas, ocupa la 36ª posición absoluta y lidera la categoría T1.S con el Mitsubishi Montero copilotado por Gabi Moiset y preparado por ARC-Miracar dentro de la estructura de DKR Raid Service.

“Está siendo un Dakar muy duro, pero también espectacular, por sus paisajes, bonitas etapas, difícil navegación… Todo lo que adelantó Marc Coma se está cumpliendo. Para nosotros, está resultando muy tenso porque tanto Gabi como yo hemos sufrido mucho todas las jornadas y los mecánicos llevan días sin apenas dormir”, resumía la piloto desde el campamento.

Este lunes, como el resto de participantes, Cristina Gutiérrez ha tenido menos actividad de la prevista, ya que la etapa ha sido suspendida y la caravana dakariana se ha dirigido de forma neutralizada por carretera hasta Salta (Argentina). Los organizadores tomaron esta drástica decisión a causa de las fuertes lluvias caídas en Bolivia, país por el que debía transitar buena parte de la jornada de hoy.

Un descanso que ha sido muy bien recibido para la única piloto española en coches del Dakar, ya que ha competido afectada por una gripe durante las dos últimas jornadas, coincidiendo con la exigente etapa maratón. Ha pasado momentos difíciles, pero se encuentra mejor y ya no tiene fiebre. “Gracias a la suspensión, hoy tengo un poquito más de tiempo para descansar y recuperarme de la gripe”, confesaba ilusionada.

La interrupción también ha permitido a su equipo DKR Raid Service poner a punto el Mitsubishi Montero para afrontar en perfectas condiciones las jornadas que restan, todas ellas ya en territorio argentino. Mañana martes, la carrera partirá desde Salta y llegará a Belén después de completar casi 800 kilómetros, 373 de ellos cronometrados.

Cristina Gutiérrez, que cuenta con el apoyo del Grupo Antolín, tiene clara su estrategia: “Las cinco etapas que quedan pintan muy duras, pero nosotros seguiremos igual como hasta ahora, avanzando sin cometer errores y conservando la mecánica, siempre con una sonrisa”. Ésa fue la clave que le permitió finalizar el año pasado en su debut y ése vuelve a ser el camino a seguir en busca de revalidar su gesta.

Volver a Dakar 2018 DKR Raid Service >>

Volver a noticias