Noticias de Rallies

Dakar 2018: INDOMABLE

Las victorias de Kevin Benavides en motos, Ignacio Casale en quads, Giniel de Villiers en coches y Ton Van Genugten en camiones en la última especial no han provocado cambios en lo alto de la jerarquía del rally. Matthias Walkner se ha convertido en el primer ganador austríaco en motos, permitiendo a la marca de la misma nacional proseguir con su dominio en la prueba al sumar un 17º Dakar consecutivo. Peugeot se despide en su última participación con la corona puesta, aunque en esta ocasión tan solo uno de sus coches se haya subido al podio, el 3008 Maxi de Carlos Sainz. Eduard Nikolaev, amenazado hasta la víspera de la meta final por Federico Villagra, logra finalmente un tercer título con su camión Kamaz. Por su parte, el chileno Ignacio Casale se impone en su segundo Dakar después de dominar de principio a fin la clasificación general.

En total, 185 vehículos han terminado la 40ª edición: 85 motos, 32 quads, 49 coches, entre ellos 6 SxS, y 19 camiones, es decir un 55% de los que partían en Lima hace dos semanas. 

Lo esencial
La carrera de motos, más reñida que nunca, no tardó en ofrecernos su primer cambio de tornas con el abandono prematuro de Sam Sunderland en las dunas de San Juan de Marcona el 4º día del rally. El vigente campeón, ganador de 2 de las 3 primeras etapas, dejaba vía libre a una manada especialmente hambrienta… liderada por Adrien van Beveren y Kevin Benavides. Los dos pilotos harían peligrar el habitual dominio de KTM, relevándose en el primer puesto en varias ocasiones, pugna en la que no faltaron los brillantes recitales de Joan Barreda o Antoine Meo, antes de una décima etapa, intensa y devastadora. Esa jornada que tendría que haber permitido al joven argentino triunfar en su tierra podría fin a sus esperanzas, debido a un terrible error de navegación en los ríos de Belén, al final de la especial. Otros favoritos cayeron en la trampa, entre ellos Toby Price, mientras que Matthias Walkner y Van Beveren lograban salir airosos. Posteriormente, una dura caída del piloto de Yamaha a 3 kilómetros de la meta dejaba al austríaco solo a la cabeza del Dakar. Gracias a una gestión perfecta de la prueba al final, Walkner se adjudica a sus 31 años el más bello galardón de su carrera y permite a KTM fardar de una increíble serie de 17 victorias seguidas. 

El día después de su primera victoria de etapa, la 10ª de su carrera en el Dakar, Sébastien Loeb se veía forzado a dejar la carrera, vencido por las dunas del desierto de Tanaka. No fue ni la primera ni la última sorpresa de este Dakar, imprevisible e indomable: Nani Roma dejaría la prueba tras dar varias vueltas de campana en la etapa en bucle en Pisco, mientras que Stéphane Peterhansel perdía los mandos del rally al sufrir un accidente en la etapa maratón de Uyuni. Incluso Nasser Al Attiyah, gran domador de dunas, sufriría en la arena de San Juan de Marcona: ¡perdiendo una hora después de 4 días de carrera! Y en medio de esta hecatombe, Carlos Sainz iba avanzando sin cometer ni un solo error, algo a lo que ya no nos tenía acostumbrados. “El Matador” supo atacar con cabeza, acaparar la posición de líder y gestionarla con sabiduría al volante de su 3008 Maxi. En Córdoba, se sube a lo más alto de un podio que curiosamente se parece a aquel de 2010, cuando el piloto madrileño lograba imponerse frente a Al Attiyah, segundo (¡entonces a tan solo 2 minutos!). Giniel de Villiers termina en el trío a la cabeza por octava vez en 15 participaciones, mientras que Peterhansel se queda fuera del podio tras un último pinchazo la víspera de la meta.

Con tres victorias consecutivas en las tres primeras etapas, Ignacio Casale hizo cundir el pánico entre sus rivales. Por su parte, Sergey Karyakin, vigente campeón, dejaba el Dakar tras sufrir una lesión en el rally, al igual que Rafal Sonik, ganador de 2015. A continuación, el piloto chileno supo dominar bien la carrera. Al mismo tiempo permitió a dos jóvenes argentinos, que representan el futuro de la disciplina de quads, mostrar su talento: se trata de Nicolás Cavigliasso, 26 años, y Jeremías González Ferioli, 22 años, que completan el podio final de la categoría en ese orden.

Eduard Nikolaev ofrecía un comienzo vertiginoso en su octavo Dakar. Imperial en las dunas peruanas, el campeón de 2017 no tardó en distanciarse de todos sus rivales…  con una gran excepción: el tenaz Federico Villagra. El argentino, único piloto que realmente ha podido plantar cara al líder del clan Kamaz, avanzó modestamente en la primera semana antes de ponerse a ejercer presión sobre el ruso y hacerse con la cabeza de la general. Sin embargo, una caja de cambios recalcitrante echó al final por tierra con las aspiraciones del piloto de Iveco, que abandona la prueba la víspera de la meta final, dejando la vía libre para que Nikolaev triunfe por tercera vez en el Dakar. El segundo de la categoría, Siarhei Viazovich se encuentra a casi 4 horas… 

En el segundo año de SxS, Reinaldo Varela ha hecho gala de una gran regularidad en los primeros puestos, a lo que hay que añadir 5 victorias de etapa, que le permiten subir a lo más alto del podio. El brasileño ha tenido que pelear, entre otros, con un feroz Patrice Garrouste, que también ha sumado 5 victorias.

La actuación del día
Contratado en el último momento por Honda para sustituir a Paulo Gonçalves, lesionado, José Ignacio Cornejo Florimo ha cumplido con creces su cometido en este su segundo Dakar después de una primera participación en 2016. El piloto chileno de 23 años ha logrado entrar en varias ocasiones en el Top 10, una posición que ocupa igualmente en la general en la meta final del rally. Cornejo, siguiendo la estela de Kevin Benavides, podría convertirse en el nuevo diamante en bruto que Honda necesita para hacer caer al gigante KTM. 

Un duro revés
Stéphane Peterhansel, gran maestro de su arte y cómodo líder de la general al término de la sexta etapa, se caía con todo el equipo tras un accidente de camino a Uyuni. Lejos de renunciar, el piloto de Peugeot volvía a subir al segundo puesto de la clasificación tres días más tarde, con su tercera victoria en el rally. Sin embargo, el francés se vería excluido del podio final en la etapa que salía de San Juan, la víspera de la meta final, tras un encuentro algo violento con un árbol. Peterhansel finaliza, por tanto, su 29º Dakar en un 4º puesto, lejos de los honores a los que está acostumbrado el piloto que ha ganado la prueba nada más y nada menos que en 13 ocasiones. Además, esta 40ª edición podría ser su última…

El dato 
¡Dejen paso a los jóvenes! Tras irse Marc Coma y Cyril Despres, llevan soplando vientos de cambio en la categoría de las motos desde hace algunos años. Y en 2018, ha resultado más evidente que nunca, la clasificación general se caracteriza por la novedad, con 8 de los 10 primeros en Córdoba con menos de cinco participaciones en su haber. Solo Gerard Farrés forma parte de la antigua generación con 11 Dakares a sus espaldas. 

La reacción del día
Carlos Sainz: “Estoy muy contento. Es una recompensa merecida. Menuda alegría. Además coincide que aquí gané mi último rally del Mundial, por estos mismos caminos en 2004. Y otra vez Córdoba y Argentina me dan una gran alegría. He conocido abandonos en estos últimos años, pero siempre me he esforzado al máximo. Esta vez el Dakar ha sido durísimo. Ahora voy a disfrutar de esta victoria y luego ya habrá tiempo de ver qué hago en el futuro. Peugeot se retira y lo veré con la familia”.


Carlos Sainz gana su segundo Dakar y sigue haciendo historia

Carlos Sainz y Lucas Cruz (Peugeot 3008DKR) han conseguido proclamarse hoy ganadores del Rallye Dakar por segunda vez tras lograrlo en 2010. Los pilotos españoles se han impuesto en una de las ediciones más duras de la historia de esta prestigiosa carrera. Han sido 14 etapas de extrema dificultad que Carlos y Lucas y el Peugeot 3008DKR Maxi han conseguido superar de manera excelente, alcanzando el triunfo con una sólida ventaja al frente de la clasificación final, superando en 43 minutos a Nasser Al-Attiyah (Toyota) y en una hora 16 minutos a Giniel De Villiers (Toyota).

Hoy Carlos Sainz ha finalizado la etapa en la novena posición, alcanzando la meta y proclamándose bicampeones del Rallye Dakar con el equipo Peugeot Sport, sumando este segundo Dakar a sus dos campeonatos del mundo de rallyes y a la Copa del Mundo de Rallyes Cross Country de la FIA.

Carlos Sainz: “Estoy muy contento de haber ganado este Dakar, que para mí ha sido el más difícil de los que he corrido, incluido los de África. Quiero agradecer al equipo, Peugeot Sport, a Red Bull, Total, a todos los patrocinadores en general por su apoyo, y sobre todo quiero dar las gracias y felicitar a Lucas por el magnífico trabajo que ha hecho. Ahora nos toca disfrutar un poquito con todos los que me habéis apoyando y seguido”.


Laia Sanz termina su octavo Dakar en una extraordinaria 12ª posición final

La piloto de Soficat Xerox ha cumplido su objetivo de acabar dentro del top 15 y ha estado muy cerca de repetir el histórico 9º lugar que logró en 2015.
La 18 veces campeona del mundo amplía su registro de fiabilidad tras cruzar la meta del rally más duro del mundo en ocho de ocho participaciones.
“Estoy muy contenta. Creo que he hecho muy buenas etapas, he sido muy regular y he tenido que luchar hasta el final. Le doy mucho valor al 12º puesto en este Dakar”.

Ocho de ocho. Antes de empezar el Dakar hay una estadística que sugiere -por el momento- una apuesta segura: Laia Sanz alcanzará la meta, sea donde sea, con la dificultad que haya que superar y con los kilómetros que toque recorrer. Así lo ha demostrado nuevamente este sábado la piloto de Soficat Xerox al terminar por octava vez consecutiva la prueba más exigente del motor, en una edición que ha destacado por su extrema dureza. Y lo ha hecho con una brillante actuación de principio a fin, cumpliendo su objetivo de acabar entre los 15 primeros y, además, a las puertas del top 10, en una definitiva 12ª posición que se convierte en su segundo mejor resultado en el rally.

“Estoy muy satisfecha porque he cumplido mi objetivo en una edición que además ha sido durísima y con un grandísimo nivel de pilotos y marcas. Me he quedado a las puertas del top 10, pero veo que puedo estar ahí. Siento que he dado un paso adelante en pilotaje y velocidad. La nueva KTM 450 Rally, con la que me siento muy cómoda, me ha ayudado. Que cada vez tenga más experiencia y que este año haya llegado al Dakar mejor preparada físicamente también han sido factores importantes”, confiesa.

Laia ha estado muy cerca de igualar el noveno puesto que logró en 2015 y que en la historia figurará como el mejor resultado de una mujer en motos en el Dakar. Sólo le han faltado 18’42” para repetir ese resultado y 14 minutos y 26 segundos para cazar el décimo puesto.

“Estoy muy contenta. Creo que he hecho muy buenas etapas, he sido muy regular y he tenido que luchar hasta el final. Le doy mucho valor al 12º puesto en este Dakar. Ha sido una edición muy dura, he sufrido, pero he disfrutado y me ha gustado. He felicitado a Marc Coma por el recorrido que ha diseñado”, señala incombustible.

Lo único que ha podido frenar la progresión de la 18 veces campeona del mundo fueron dos caídas. La primera en la 10ª etapa le hizo perder tiempo al romper los instrumentos de navegación, pero la que verdaderamente puso en jaque su resistencia fue la que sufrió al día siguiente, a pocos kilómetros para finalizar la conocida como Súper Fiambalá, en la que los primeros coches y camiones salieron mezclados con las motos.

“Sólo hay una cosa que no me ha gustado de este Dakar y fue la 11ª etapa. Allí perdí las opciones de hacer un top 10. Salir después de los diez primeros coches y los cinco primeros camiones significa encontrarte las pistas en muy mal estado y te obliga a desgastarte mucho. Ese día acabé con una fuerte caída por el agotamiento. En cambio, al grupo de diez motos que salían primero, entre los que estaban los pilotos con los que peleaba por la clasificación general, le fue mejor. Ese día mis rivales me sacaron 20 minutos”, lamenta.

Desde entonces, Laia ha tenido que pilotar dolorida de la espalda y una mano, pero haciendo gala de su increíble fortaleza ha conducido la KTM hasta la meta de Córdoba. En una 14ª y última jornada de competición incluso ha tenido que pelear duro para mantener el 12ª lugar frente al boliviano Daniel Nosiglia, que ha empezado a un minuto y 44 segundos de ella.

“Salíamos en orden inverso y cada 30 segundos, así que he ido toda la especial dentro del polvo. No quería que me pasará como cuando Ivan Jakes me arrebató el octavo puesto en 2015 y sabía que la mejor manera de controlar a Nosiglia era adelantarle. Una vez lo he hecho me he relajado un poco y al cabo de un rato me lo he encontrado detrás pegado a mí, así que he vuelto a dar gas para que no me pasara”, narra la mejor piloto de todos los tiempos.

La satisfacción de Laia Sanz se ha completado con el triunfo del KTM Factory Racing Team, que ha situado al austríaco Matthias Walkner en lo más alto del podio. “Estoy muy feliz por él y por el equipo. Es el mejor sitio en el que podría estar, con grandes compañeros. Somos como una familia”, celebra.

Clasificación etapa 14:
1. Kevin Benevides (Honda) 1h 26’41”
2. Toby Price (KTM) +00’54”
3. Antoine Meo (KTM) +02’49”
4. Dani Oliveras (KTM) +03’25”
5. Johnny Aubert (Gas Gas) +04’19”
...
11. Laia Sanz (KTM) +11’03”

Clasificación final:
1. Matthias Walkner (KTM) 41h 06’01”
2. Kevin Benevides (Honda) +16’53”
3. Toby Price (KTM) +23’01”
4. Antoine Meo (KTM) +47’28”
5. Gerard Farrés (KTM) +1h 01’04”
...
12. Laia Sanz (KTM) +2h 56’02"

Nota: Laia Sanz llegará a España este próximo lunes 22 de enero procedente de Córdoba (Argentina). La piloto de Soficat Xerox aterrizará en Barcelona a las 9:15 con el vuelo IB 800 tras hacer escala en Madrid. Laia atenderá a los medios de comunicación en la terminal T1 de llegadas del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

 


Óscar Fuertes completa un primer Dakar brillante con SsangYong

El madrileño, junto a su copiloto Diego Vallejo, ha finalizado segundo entre los rookies y como tercer mejor español en coches.
El equipo SsangYong Motorsport ha logrado el cuarto puesto en la categoría T1.3 y ha rozado el top 30 de la general.
“No podemos estar más felices de haber acabado este Dakar tan extremo, que era nuestro gran objetivo”, afirma satisfecho Fuertes.

Titánico. Así ha sido el Dakar que han completado Óscar Fuertes y Diego Vallejo a los mandos de su SsangYong TivoliDKR. La pareja española, pese a numerosas adversidades en este tramo final de carrera, ha conseguido llegar a la meta de Córdoba (Argentina) y lo ha hecho como una de las grandes sensaciones de esta edición.

“Estamos destruidos, sobre todo después de los esfuerzos de estas últimas etapas. De todas formas, tanto Diego como yo no podemos estar más felices de haber acabado este Dakar tan extremo, que era nuestro gran objetivo”, afirma satisfecho Fuertes.

El piloto madrileño ha finalizado el rally más duro del mundo en su primera participación, algo al alcance de muy pocos. No en vano Óscar ha sido uno de los dos únicos Rookies en lograrlo de la casi veintena que inició la prueba en Perú. Fuertes, segundo en esta clasificación, ha sido también el tercer mejor español en coches, tan sólo por detrás de dos leyendas del Dakar como Carlos Sainz, vencedor final, e Isidre Esteve.

“El hecho de que sólo dos rookies hayamos acabado la carrera demuestra la dureza de esta edición. Estoy muy orgulloso de haber liderado esta clasificación durante varias jornadas, aunque finalmente hayamos sido segundos”, relata Óscar.

Este rotundo éxito del equipo SsangYong Motorsport ha requerido un esfuerzo casi sobrehumano por parte de Óscar, Diego y el resto de componentes de la escuadra. Y es que los problemas técnicos sufridos en la penúltima y antepenúltima etapas les pusieron en jaque en diversos momentos. A pesar de ello, la dedicación y tesón de todos les permitió sobreponerse a las múltiples adversidades y acabar el rally.

“El trabajo de todos los integrantes del equipo ha resultado fundamental para llegar al final. La labor de Diego también ha sido sensacional y su experiencia, imprescindible para completar el Dakar”, agradece emocionado el madrileño.

Fuertes ha cruzado la línea de meta de Córdoba después de tres jornadas casi ininterrumpidas al volante. Si en la 12ª etapa el madrileño lograba finalizar a las 5 de la mañana para emprender la 13ª apenas tres horas y media después casi sin dormir, el 14º y último día no ha sido tampoco sencillo. No ya por la dureza de la última especial de 120 kilómetros con inicio y final en Córdoba, sino por el tremendo cansancio acumulado.

Y es que el viernes Óscar y Diego volvieron a sufrir problemas que les pusieron al borde del abismo, pero tras más de 15 horas pudieron acabar la etapa. Con dos jornadas maratonianas seguidas, sin descanso de nuevo y con toda la fatiga del Dakar más duro de Sudamérica a sus espaldas, los últimos kilómetros de esta edición no han sido ni mucho menos un paseo triunfal.

Pese a ello, la 32ª posición de este sábado, la misma que ha ocupado Fuertes en la clasificación general final, refrenda este excelente papel. A este destacado lugar en la tabla hay que añadir un cuarto puesto en la categoría T1.3 (vehículos de gasolina con dos ruedas motrices), lo que dice mucho del buen trabajo de todo el equipo SsangYong Motorsport.


Isidre Esteve culmina con éxito el Dakar más duro de Sudamérica

El piloto del Repsol Rally Team concluye el rally en 21ª posición con su prototipo BV6 con los mandos adaptados en el volante.
“Hemos cumplido nuestro objetivo y ahora ya podemos decir que formamos parte de ese grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”.
El de Oliana finaliza como el segundo mejor español de la general en coches y el 4º clasificado de su categoría T1.2.
“Me siento afortunado de haber disputado este Dakar con un coche competitivo y con este gran equipo”.

Misión cumplida. Isidre Esteve ha completado su segundo Dakar consecutivo en coches y, por primera vez, lo ha hecho entre los mejores. El piloto del Repsol Rally Team ha acariciado el top 20 de la general en una 40ª edición que pasará a la historia como la más dura celebrada jamás en Sudamérica. El ilerdense ha vuelto a dar una verdadera lección de superación con su prototipo BV6 con los mandos adaptados al volante.

Como se preveía, la última etapa se ha convertido, más que en un trámite, en un homenaje a los ‘supervivientes’ de la carrera. Los participantes han partido en orden inverso a la clasificación desde Córdoba para realizar un bucle de 286 kilómetros antes de cruzar la tan deseada meta final. Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos han tardado 1h 50:26 en completar la especial de 120 km, y han cerrado la jornada en una simbólica 29ª posición.

“Ha sido un día extraño porque, al salir en orden inverso, íbamos más rápidos que los de delante y resultaba complicado adelantar por el polvo, mientras que por detrás también nos apretaban. Pero, como había muchas diferencias en la clasificación y ningún puesto en juego, lo único importante hoy era no cometer ningún fallo y llegar a la meta sin problemas”, confesaba un emocionado Isidre Esteve instantes después de finalizar la prueba.

En la general y después de 14 durísimas etapas, Isidre Esteve termina en un magnífico 21º lugar, con la friolera de 71 horas, 28 minutos y 36 segundos acumulados. Además, figura 4º en su categoría T1.2 reservada a los todoterreno 4x4 diesel modificados. También se despide del Dakar 2018 con el gran honor de ser el segundo mejor español de la general en coches, tras el ganador Carlos Sainz.

“Estamos muy satisfechos con nuestro papel en este Dakar tan exigente. Le otorgamos un gran valor al hecho de haber llegado hasta aquí, después de superar numerosos obstáculos y jornadas realmente complicadas que nos han llevado al límite. Hemos cumplido nuestro objetivo y nos sentimos realmente felices de haber sido competitivos todos los días. Ahora ya formamos parte del grupo de pilotos que acuden al Dakar a competir”, reflexionaba el piloto de Repsol y Onyx Seguros.

Isidre Esteve tenía motivos sobrados para emocionarse al subir sobre el podio de Córdoba como finisher del Dakar por segundo año consecutivo. Un éxito que representa otro paso importante en su proyecto de regresar a la élite del motorsport, un modelo de deporte inclusivo. “Nuestra sensación es que por fin hemos venido a correr de verdad con un coche con potencial, en el que los mandos adaptados al volante por Guidosimplex han funcionado muy bien, así como el Cojín Inteligente y con unos neumáticos BFGoodrich que tan buen resultado nos han dado en todos los terrenos”, reconocía.

“Quiero dar las gracias a los patrocinadores y a todas las personas que nos han ayudado a llegar hasta aquí para vivir este momento y han confiado en nosotros, porque disputar un Dakar cuesta muchísimo y más todavía con un coche competitivo y con este gran equipo. Me siento muy afortunado”, sentenciaba el de Oliana antes de celebrar su hazaña junto a su copiloto Txema Villalobos, su pareja y preparadora física Lidia Guerrero, su mecánico de confianza David Pigem y todos los miembros del preparador Sodicars Racing.

NOTA: Isidre Esteve regresará a Barcelona el lunes 22 de enero a las 09h15 en el vuelo IB 800 procedente de Madrid, donde previamente habrá hecho escala desde Sudamérica. Después de aterrizar en la Ciudad Condal, el piloto ilerdense atenderá a los medios de comunicación en la terminal T1 de llegadas del Aeropuerto de Barcelona-El Prat.

Volver a Dakar 2018>>

Volver a noticias